Aviso importante!

En respuesta a ciertas preguntas que se le formulan regularmente así como a rumores persistentes, Daniel Meurois desea informar expresamente a sus lectores y amigos de que no aprueba ni respalda en modo alguno las declaraciones y afirmaciones realizadas por Anne Givaudan, ya sea por escrito o por interposición de vídeo.

También insiste en que él y Anne Givaudan no son pareja desde hace más de 20 años, que ya no viven en el mismo continente, que ya no trabajan juntos y que no constituyen de ninguna manera una « pareja en lo invisible », contrariamente a lo que a algunas personas todavía les gusta creer o hacer creer.

De la misma manera, Daniel Meurois, sin querer entrar en polémicas, ya no puede apoyar hoy en día el trabajo de Bernard Rouch, como lo hacía hace muchos años.

Trabaja hoy, de manera cercana, sostenida y continua, con su esposa Marie Johanne Croteau Meurois quien, como él, se ha comprometido de corazón desde hace mucho tiempo en el camino del Servicio y la apertura de la Conciencia.

Desde hace varios años, Daniel Meurois nos recuerda con fuerza que su obra, sus libros, sus conferencias y su nombre no tienen absolutamente nada que ver con la organización de Olivier Manitara ni con Olivier Manitara – alias Olivier Martin – en sí mismo.

Daniel Meurois es totalmente ajeno a las acciones, iniciativas, comportamientos y declaraciones de Olivier Manitara.

Reprocha todo lo que se refiere a la organización de este último y a sus autoproclamaciones y lamenta el hecho de que distorsione y difame el término esenio -hasta ahora respetable- y luego siembre la confusión.

Por ello, Daniel Meurois ruega a sus compañeros de lectura que utilicen su discernimiento y no confundan los dos.

¡Gracias!